Dos poemas apátridas

Cainismo político

Instrucciones para la matanza de amigos

“Pero tú eres un maestro
Y no necesitas de mis enseñanzas”

Procura que aquel que quieras sacrificar
te caiga antipático la víspera
Cada uno de sus movimientos deberá resultarte odioso
y cada palabra suya motivo de asco
Desde que te mira cómo afilas tu cuchillo
sus argumentos realmente son nerviosos e incoherentes

Para ello solo será necesario
detectar en tu amigo una o dos malas cualidades
(que siempre se encuentran)
Incluso puedes insinuárselas
pero con tacto para que no comprenda nada

Pero tú sabrás entonces que nada le ocultas
Allá él si no lo comprende:
quien no aprende paga las consecuencias
Podrás mostrarte insensible

Tomarás nota de todo cuanto te moleste en él
y al poco rato ya habrás reunido bastante
Tu amigo seguirá sin sospechar
pero ya estará a punto para el sacrificio
y ahora todo irá más rápido cosa que también puede ser más humana

Lo que sientas entonces no tiene comparación Quien lo haya vivido una vez
siempre tendrá presto el cuchillo
Con el tiempo y sacrificando amigos
crearás espacio libre a tu alrededor
Nadie se te acercará demasiado

 

Instrucciones para la conservación de la fuerza combativa

A más enemigos, mayor honra

Los enemigos
están demasiado lejos
y en general
demasiado protegidos

Así que toma unos amigos
decláralos tus enemigos
y párteles la cara
de un buen puñetazo

Si de este modo
logras convertirlos
en adversarios
podrás ufanarte:

Yo fui el pionero pionero
que se alzó
para asestar el primer golpe
en la lucha contra ellos

* * *

Imagen de portada: Duelo a garrotazos es una de las Pinturas negras que Francisco de Goya realizó para la decoración de los muros de la casa llamada la Quinta del Sordo.

Libros relacionados:

repensar-la-politica-refundar-la-izquierda  Un mundo a construir  la-izquierda-como-problema

 

Compartir... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone