Economía

En vez de estar las personas al servicio de la economía, como establece en la práctica la economía neoliberal, propugnamos lo contrario: que la economía esté al servicio de las personas. Ello implica reflexionar sobre cuáles han de ser los pilares económicos de una sociedad más igualitaria, más solidaria, en definitiva más justa, desentrañando las ambigüedades y mentiras con las que los economistas liberales nos engatusan cotidianamente.






El FMI de nuevo contra la ciudadanía

El FMI contra la ciudadanía

En las recomendaciones a España del último informe del FMI se comprueba al servicio de quién están. ¿Qué propone el FMI? Más ‘reformas’, más ‘flexibilidad laboral’... Si se aplican sus recetas habrá más desigualdad, más penuria y más carencias.