El Departamento de Estado se prepara a la guerra contra Rusia y China

Guerra contra Rusia y China

Sergey Latyshev, del think tank ruso Katehon, desnuda los planes del Departamento de Estado para garantizar la primacía global de EU (http://bit.ly/2Q5oebs).

El texano Wess Mitchell, asistente del Departamento de Estado para Europa y Asia, sentenció ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de que EU castiga a Rusia debido a que Moscú previene a Washington de establecer su control sobre Eurasia con el fin de restaurar su supremacía mundial (http://bit.ly/2M2v5zi).

El Departamento de Estado se ha radicalizado en el traslado de dominio de su anterior secretario Rex Tillerson –jerarca de Exxon Mobil que compartía intereses con Rusia– al pugnaz Mike Pompeo, anterior director de la CIA.

Según la exégesis de Sergey Latyshev sobre la comparecencia de Wess Mitchell, EU admitió por qué luchan contra Rusia y que no aceptarán otro resultado en la presente confrontación con Moscú que no sea su capitulación (¡mega-sic!), porque la supremacía mundial (sic) de EU es imposible sin el total control de toda (sic) Eurasia, que están lejos de poseer.

Wess Mitchell acusó a Putin de ser el padre de una estrategia del caos con efectos estratégicos e imputa a Rusia de buscar el derrocamiento del gobierno de EU (¡mega-sic!), citando a Facebook (sic).

Wess Mitchell afirmó el reconocimiento que EU ha entrado a un periodo de competencia con las superpotencias como punto de partida de la Estrategia de Seguridad Nacional.

Tal punto de partida de la competencia de EU contra las dos superpotencias Rusia y China –que realizarán a partir del 11 de septiembre ejercicios militares conjuntos” (http://bit.ly/2Q53Eb9)– se consolidó dos meses después de la Estrategia de Seguridad Nacional enunciada por Trump (http://bit.ly/2Q20aWN), mediante la Revisión de la Postura Nuclear del Pentágono (http://bit.ly/2MODE5c).

Sin tomar en cuenta las vulnerabilidades militares de EU, expuestas por Andrei Martyanov, quien considera que Rusia va adelante 10 años en su ventaja tecnológica militar sobre EU (http://bit.ly/2LpNLsg), el burócrata Wess Mitchell juzga que las anteriores administraciones no estaban preparadas para este escenario de competencia y su victoria (sic):Uno de los intereses primordiales de la seguridad nacional de EU es prevenir el dominio de la masa euroasiática por las potencias hostiles.

Wess Mitchell no reconoce la supremacía militar convencional/nuclear de Rusia y asienta que para ser efectiva la diplomacia de EU con Rusia debe ser apuntalada por su inigualable poder militar y estar plenamente integrada con nuestros aliados y todos nuestros instrumentos de poder –que incluye dos nuevos comandos de la OTAN con el fin de implementar los preparativos de guerra híbrida: Léase: las guerras comerciales/económicas/financieras en curso…

Según Sergey Latyshev, Mitchell coloca la política de EU hacia Rusia en la categoría militarcuando externa el énfasis particular de EU en reforzar a los países en la primera línea de Europa que es más susceptible a la presión geopolítica de Rusia. En Ucrania y Georgia donde EU ha levantado restricciones sobre la adquisición de armas defensivas para resistir la agresión territorial rusa.

¿Por eso tales fuerzas de la primera línea habrán asesinado al líder Alexander Zakharchenko de la república autónoma de Donetsk? (https://read.bi/2Q0DeYd)

Para Mitchell, el Cáucaso, la región del mar Negro, aún Europa Central, constituyen zonas de combate geopolítico contra Rusia donde EU compite por los corazones y las mentes.

Nada nuevo en la conceptualización nihilista de EU de un cuarto de siglo: desde el derrotado neoconservador straussiano israelí-estadunidense Paul Wolfowitz hasta la pugnaz dupla Mike Pompeo/Wess Mitchell.

Mitchell rumia los axiomas anglosajones de todo el siglo XX propalados por el británico Mackinder y el polaco-canadiense-estadunidense Brzezinski.

Sus asertos alucinatorios sobre el dominio de EU en Eurasia equivalen a expulsar a China y Rusia de su geografía natural, no se diga, controlar aún más a la sumisa Europa.

Sergey Latyshev pregunta si Rusia debe prepararse a la Tercera Guerra Mundial. ¿O es otro bluff más del Deep State?

Artículo publicado originalmente en La Jornada 

 

Libros relacionados:

El nuevo imperialismo