La Moral Anarquista | Justicia y Moralidad

Piotr Kropotkin

‘La Moral Anarquista’ seguido por ‘Justicia y Moralidad’. Con prólogo de José Luis Oyón.

La moral anarquista es uno de los textos más célebres del príncipe anarquista ruso Piotr Alekséyevich Kropotkin. Menos conocido es Justicia y Moralidad, un texto también importante que complementa perfectamente al primero. Publicados por primera vez juntos en esta edición, ambos fijan la posición de Kropotkin en torno a la moral. Una moral que, según el pensador, geógrafo y naturalista, consiste básicamente en la defensa de una moral “primitiva” (o primigenia) innata, que evoluciona con la socialización, y que es independiente de las prácticas religiosas y las ideologías. Kropotkin se fija aquí en la vida animal, y observa por ejemplo cómo algunos individuos de determinadas especies llegan a sacrificar sus vidas en defensa del bien común de la especie.

Contexto histórico

Cuando Piotr Kropotkin publica en el siglo XIX el primer texto, La moral anarquista, el debate central del anarquismo gira en torno al amoralismo y la legitimidad del robo o el uso de la dinamita como prácticas revolucionarias. Con esta obra, el autor aporta su punto de vista y fija las líneas maestras de un proyecto largamente acariciado: establecer una filosofía moral para el anarquismo.

Así, Kropotkin defiende aquí que la filosofía anarquista se basa en la filosofía de la evolución y que existe una moral pública anterior a la ley basada en “hábitos de moral” surgidos de la cooperación, una cooperación necesaria en la lucha por la existencia y más importante para la evolución que la lucha dentro de cada especie. Las necesidades de la vida en sociedad requieren de hábitos morales, unos hábitos que permiten fundar una “teoría” moral. Como uno de los principales teóricos del movimiento anarquista de la época, Kropotkin definirá una moral que se aleja radicalmente de los sistemas éticos basados en la recompensa y el cálculo utilitario en la vida presente o futura, y apuntará a una moral nueva sin ningún tipo de sanción ni obligación.

la moral anarquista Piotr Kropotkin

Compartir... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone